lunes, 10 de octubre de 2011

Ecuador- El niño es vulnerable en Internet

Las misivas de invitación son descarnadas. Muestran los rostros de niñas e invitan a hombres adultos a “fiestas” en un local de masajes en el centro de Quito, donde son ‘subastadas’ niñas de 9 años, desde USD 150, con el código PTHC (contenido sexual). Las fotos del diseño de esas invitaciones fueron halladas en la computadora de Ángelo C. Siete meses después de la detención, de aquel ex empleado público de 32 años, el Tribunal VI de Garantías Penales de Pichincha dictó sentencia este martes por pornografía infantil. Él fue aprehendido la tarde del 22 de febrero del 2011 en su domicilio, en el Centro Histórico de Quito. Según la Policía, el sospechoso “estaría vinculado a una red de pornografía infantil que, a través de la producción y distribución de hojas volantes de contenido sexual, invitaba a participar en fiestas PTHC”. Los agentes añaden que en las “fiestas” se ofrecía a menores de 9 a 12 años. Las estadísticas de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen) indican que, desde el 2007 hasta abril de este año, 41 casos de pornografía infantil se han reportado a escala nacional. En el 2009 y 2010 se registró la mayor cantidad hechos: 15 y 14, respectivamente, pero solo seis sospechosos han sido detenidos por este delito. Santiago Acurio, director de Tecnologías de la Información de la Fiscalía, indica que esa cifra puede variar porque siempre existen “cifras negras”, es decir, casos que no son denunciados y “podrían existir más hechos, pero no se dan a conocer ante las autoridades competentes”. Para una funcionaria de la Unidad de Delitos Transnacionales de la Fiscalía, las redes que se dedican a la comercialización e intercambio de pornografía infantil operan en varios países. Precisamente, la Policía de Grecia desmanteló a inicios de este mes una red dedicada a esa actividad. “Al cabo de los análisis digitales efectuados a lo largo de cuatro meses, 15 personas de varias ciudades de ese país fueron identificadas por intercambiar pornografía infantil”, indicó la Policía. Los agentes investigaron las casas de los 15 sospechosos y detuvieron a 11 personas. Allí, las autoridades confiscaron 57 discos duros, cinco computadoras y numerosos discos y videos con miles de imágenes de pornografía infantil. “Esa clase de información se difunde a través de correos electrónicos. Las organizaciones identifican a los usuarios que visitan los portales web de pornografía infantil y obtienen sus e-mail para enviarles información. Así comienzan a intercambiar material o lo comercializan”, precisa la funcionaria de la Fiscalía. Añade que los administradores de esa clase de sitios utilizan el anonimato que proporciona el Internet para motivar a otras personas que observen los actos de abuso sexual de menores y se intercambie este tipo de material. De esta manera -indica- los administradores de portales web de pornografía infantil crean clubes y agrupaciones dedicadas al intercambio de imágenes y videos. Carlos Montenegro, decano de la Facultad de Sistemas de la Escuela Politécnica Nacional, dice que los menores de edad son susceptibles a esta clase de información cuando navegan en Internet. A su juicio, “no hay sistema informático que impida en un 100% el ingreso a esa clase de portales”. Las páginas donde se promocionan juegos gratuitos -agrega-, son el “gancho” que atrae a la pornografía infantil. “De esta manera se camufla y poco a poco van ganando adeptos en el mundo. Por eso, los portales son difíciles de detectar para las autoridades”. El uso indebido de las cámaras de video (webcams) es otro de los riesgos a los se que exponen los adolescentes y niños. La funcionaria de la Fiscalía señala que desconocidos conquistan a las adolescentes para que muestren su cuerpo por esta vía y luego realicen videos pornográficos. “Esa clase de material es grabado para realizar montajes. Así los niños y adolescentes aparecen haciendo actos obscenos”, dice. “Esas mafias se aprovechan de que los menores aún no tienen una personalidad formada y de la desorganización de ciertos hogares. Los niños de escasos recursos son los más vulnerables”. La sentencia contra Ángelo C. se conocerá este mes. El Código Penal contempla una sanción de seis a nueve años de cárcel por pornografía infantil. Para la Policía, sin embargo, no es un caso cerrado. Aún le resta por investigar quiénes son las pequeñas que aparecen en las fotos de los afiches y si ellas están a salvo. imagen Evite la pornografía Uso de las redes sociales (Facebook, Hi5). Recomendar a los niños y adolescentes que no carguen fotos en las que aparezcan en traje de baño o con poca ropa. Las sesiones de chat. Aconsejar a los menores que no conversen con extraños. Pídales que no entreguen información personal, de la familia, lugares que frecuenten, datos de sus amistades o lugares donde estudian. Precaución. No citarse con una persona a la que conoció por Internet. No subir, tampoco intercambiar fotografías por Internet sin previo aviso a los padres o una persona adulta. Seguridad. Regule el uso de las cámaras digitales. Dígales a los niños y adolescentes que no se contacten con extraños, quienes a través de la cámara pueden observarlos y utilizarlos para fines pornográficos. Hable con sus hijos sobre los riesgos del Internet y enséñeles a utilizarlo con seguridad y responsabilidad. http://www.elcomercio.com/seguridad/nino-vulnerable-Internet-pornografia_infantil_0_568743252.html