viernes, 17 de diciembre de 2010

COLOMBIA: Educación, clave para luchar contra el trabajo infantil’

15/12/2010 Según Héctor Aníbal Ramírez, alcalde de Neiva, los recursos provenientes de regalías garantizaron buena parte de la lucha contra el trabajo infantil.

La adecuación de 17 aulas con más de 10.000 computadores, la disposición de cientos de hogares para hijos de madres cabeza y educación gratuita para todos los niveles, son algunas de las medidas que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Procuraduría General de la Nación reconocieron a la capital huilense al otorgar el primer lugar en la lucha contra el trabajo infantil en Colombia. Héctor Aníbal Ramírez, alcalde de Neiva, habló con PORTAFOLIO sobre la estrategia llevada a cabo.

¿En qué consiste el reconocimiento que le realizan a la ciudad?
Se trata de un galardón que se adelantó en el marco de un foro de la FundaciónTelefónica durante el tercer Encuentro Internacional contra el Trabajo Infantil. La Procuraduría General de la Nación estableció unos parámetros donde califica a los entes territoriales sobre el grado que tienen en la lucha contra el fenómeno y reconoció las mejores gestiones. Para este caso, escogieron los mayores resultados que se presentaron en Pasto, Cartagena, Valledupar, Bogotá y Neiva. En nuestro caso nos otorgaron una nota del 95,01 por ciento.

¿Qué causas detectaron en el fenómeno?
Involucra varios problemas. De hecho, al comenzar la gestión, detectamos que la deserción escolar era una de las grandes causas del trabajo infantil, o sea, los niños preferían laborar antes que entrar al sistema educativo, con el permiso de los padres; otra de las causas del fenómeno que identificamos era la mala percepción que tenían los bachilleres sobre las posibilidades de trabajo al graduarse. Finalmente, en el listado de causas, encontramos que los problemas económicos que viven las familias en la región y la baja calidad educativa también incidían sobre el problema.

¿Cuál ha sido la estrategia llevada a cabo?
Luego de detectar estas causas, nos trazamos varios retos. Buscamos aliados para garantizar que estos muchachos llegaran al sistema educativo y encontramos a la Fundación Picachos, que a su vez nos conectó con la Fundación Telefónica. Hoy atendemos a 600 niños con sus familias, que trabajaban en plazas de mercado y en supermercados. Los involucramos en el sistema educativo y luego les ofrecimos actividades productivas en los tiempos libres que les quedaban.
Con esta estrategia integral incentivamos a los jóvenes a estudiar, trabajamos con los padres para que los apoyen en sus estudios, les ofrecemos actividades en los tiempos libres y, lo más importante, mejoramos la calidad educativa de todas las instituciones del municipio.

Regalías garantizaron la estrategia
Según Héctor Aníbal Ramírez, alcalde de Neiva, los recursos provenientes de regalías garantizaron buena parte de la lucha contra el trabajo infantil. “Adelantamos una fuerte labor para mejorar la calidad educativa. Por un lado habilitamos decenas de restaurantes escolares de la mano del Icbf, para incentivar a los alumnos, pero también establecimos transporte escolar, gratuidad en la educación y construímos aulas con computadores para todos los colegios de Neiva”.
De acuerdo con Ramírez, para abrir una puerta a los bachilleres hacia el mercado laboral, se firmó un convenio con el Sena para adelantar cursos de capacitación.

http://www.portafolio.com.co/noticias/